martes, 3 de noviembre de 2020

Monitorizar -espiar- dispositivos móviles y su legalidad

Seguro que en alguna ocasión te has preguntado si es posible que estén espiando tu WhatsApp o incluso si es posible “echar un vistazo” en el de otra persona. La respuesta corta es que sí, se puede espiar WhatsApp y existen varios métodos para ello.

A día de hoy son muchos los usuarios, conocidos, amigos que me dicen la típica frase a un informático; tú que controlas de ordenadores, ¿puedes hackearme un móvil? 

Pues bien, estás de enhorabuena, esté post va dedicado a ti. Espero que te sea de gran utilidad y decirte que lamentablemente no me dedico a ello. No obstante, te dejo algunas aplicaciones aptas para "control parental".

mSpy

La mejor app en este tema entre toda la competencia. En el tope de este ranking está mSpy. Es un software que se ha ganado una prolija reputación. Tan solo 5 minutos te tomará instalar la app en el teléfono.

En líneas generales, MSPY es uno de los programas más completos de su tipo, ya que incluye una enorme cantidad de funciones, y si bien se trata de una aplicación de pago, lo cierto es que nos permite pagar sólo por las funciones que necesitamos.


Entre las principales características de esta app, se incluye la posibilidad de monitorizar llamadas, visualizar mensajes de texto, el calendario, ver los mensajes instantáneos en programas de mensajería instantánea, rastrear la ubicación del teléfono a través del GPS, y poder ver todas las fotos y los videos capturados con su móvil.

También acceso a un Dashboard que hará un resumen de la actividad. Incluye gráficas de frecuencia y un mapa de las últimas ubicaciones con geolocalización, bloquea la señal Wi-Fi, llamadas, páginas y aplicaciones. Podrás gestionar la información de manera remota, incluso la que ha sido eliminada. Revisa cada aspecto con la tecnología Keylogger que registra las pulsaciones realizadas por el usuario.


CatWatchful

En los últimos años se ha convertido en la mejor aplicación de control parental. Ha tenido mucho éxito y aceptación por parte de los padres preocupados por el uso de las nuevas tecnologías que pueden hacer sus hijos.

Al igual que las demás aplicaciones, Catwtchful ofrece un gran abanico de funciones suficiente para monitorizar el dispositivo móvil. Entre estas funciones se encuentran;

  • Monitoreo de aplicaciones de redes sociales;  Whatsapp, Facebbok, Instagram, etc.
  • SMS e historial de llamadas. Posibilidad de grabación.
  • Localización del móvil en tiempo real y 'tracking' del mismo.
  • No necesita permisos 'root' para su instalación.
  • La desventaja es que sólo está disponible para Android, en versión 4 ó superior.


La lista podría seguir con un sin fin de aplicaciones de monitorización y/o control parental de los dispositivos, pero ojo, si usas estas herramientas con fines delictivos, estarás incurriendo en la legalidad, y dependiendo del país en el que resides, aplicaría un código penal diferente.

En caso de España; Código Penal de la LO 1/2015 recoge lo siguiente en el artículo 197:


Si se extrae información sin consentimiento del titular la pena podría ser prisión de 1-4 años y multa de 12-24 meses


Con esta reforma "se modificó el artículo 197", añadiéndose cuatro nuevos artículos "que tienen por objeto garantizar la aplicabilidad del ius puniendi [traducido literalmente como "derecho a penar"] ante nuevos fenómenos jurídico-penales como el de la utilización de las nuevas tecnologías para sustraer datos personales".


Podemos observar que "en el artículo 197.1 se regula el tipo penal básico e histórico, es decir, aquel que castiga al sujeto que se apodera de secretos que vulneran la intimidad de otro, sin el consentimiento del sujeto pasivo [la víctima]". Esto puede incluir correos electrónicos, mensajes, archivos, etc. Si se hace sin consentimiento del titular "daría lugar a la aplicabilidad de este precepto cuyas penas son prisión de 1-4 años y multa de 12-24 meses". Esto se agravaría si, por ejemplo, se cediesen estas imágenes a terceros, al amparo del artículo 197.3 CP.

En lo referente al caso de este post, aplicaría los artículos 197 bis y ter, que incorporan los llamados delitos de hacking, el delito de interceptación de transmisiones de datos automatizados y las nuevas formas delictivas de utilización de instrumentos informáticos para la comisión de los delitos del art. 197. 1 y 2 CP."

Muchos nos seguimos preguntando a día de hoy que siendo "ilegales" este tipo de aplicaciones, ¿por qué se siguen ofreciendo?. Pues bien, la respuesta de los desarrolladores de este tipo de software es que sí son legales, ya que los ofrecen cómo "aplicación de control parental", y no cómo aplicación de "espionaje".

Otra cosa sería que la aplicación se anunciase como un software para espiar y para cometer los actos que hemos visto que se pueden hacer (que las hay), y ahí la cosa cambiaría.

"El artículo 197 castiga con una pena de seis meses a dos años de prisión a aquel sujeto que cree una app que facilite el acceso a sistemas de información (ya sea ordenador, teléfono móvil, tablets…) y que, además, dicha app permita sustraer (con el consentimiento o sin el consentimiento de la víctima) datos personales que se encuentren amparados por el artículo 18.3 de la Constitución Española".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta...